El alimento cuenta con vitaminas y minerales que ayudan a prevenir el surgimiento de células cancerígenas.

Octubre es considerado como el mes contra el cáncer de mama, periodo en el que diversas organizaciones emprenden diferentes campañas para concientizar a la población sobre la prevención de esta enfermedad que ataca principalmente a mujeres, pero que no deja exentos a los hombres.

Pero, más allá del mes y de las campañas de concientización, ¿sabías que tú mismo puedes prevenir esta enfermedad con una sana alimentación y el consumo de algunos nutrientes que te ayudarán a protegerte de alguna manera contra el cáncer?

De acuerdo con el estudio “Evaluación nutricional, análisis fitoquímico y calidad de las tortillas de maíz nixtamalizado producidas a partir de harinas de maíz, razas autóctonas e híbridos (de maíz) de alto rendimiento”, elaborado por el Tecnológico de Monterrey, la tortilla de maíz contiene fitoquímicos que ayudan a prevenir el cáncer.

El estudio señala entre sus principales hallazgos que la tortilla de maíz, además de calcio, vitaminas, minerales y fibras, contiene compuestos fitoquímicos que ayudan a prevenir el surgimiento de células cancerígenas, detalló Beatriz Acosta Estrada, investigadora de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tec de Monterrey.

“La tortilla de maíz, tiene muchos beneficios, es una gran fuente de calcio, tiene estos compuestos fitoquímicos, tiene vitaminas y minerales. Pero, además, contiene diversos compuestos fenólicos, principalmente ácido ferúlico, que es el que produce esta bioactividad que ayuda a la prevención de cáncer”, aseguró la experta.

En este sentido, la investigadora llamó a no dejarse llevar por mitos que señalan que la tortilla engorda, ya que el alimento en sí no produce un incremento en el peso de las personas; al contrario, tiene muchos beneficio

Asimismo, señaló que no hay que confundir la prevención con la cura de la enfermedad, pues la tortilla de maíz es un aliado en la prevención del cáncer, más no puede ser considerado como un tratamiento para curarlo, ya que para ello sería necesario extraer los compuestos fenólicos del maíz y administrarlo a los pacientes en concentraciones mucho más altas de lo que incluye normalmente el alimento.

En México, la tortilla de maíz hecha con la masa tradicional o con harina de maíz nixtamalizado, como Maseca, Harimasa o Macsa, entre otras, es uno de los alimentos más populares y accesibles en todo el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here