El juez del caso solicitó ahora una penalización de 250 millones de dólares contra Trump y que se le prohíba hacer más negocios en Nueva York

Nueva York canceló este lunes 11 de diciembre la sesión de juicio civil contra el expresidente Donald Trump (2017-2021) por fraude en la Organización Trump, según confirmaron fuentes policiales.

Trump, favorito en las primarias presidenciales republicanas, había publicado en sus redes sociales que no testificaría en la sesión de hoy, lo que tomó por sorpresa a los funcionarios de la Corte.

Se esperaba que Trump, que ya ha testificado anteriormente en este juicio, respondiera hoy a preguntas de sus abogados como parte de su defensa.

“Ya he testificado todo y no tengo nada más que decir, aparte de que esto es una interferencia electoral completa y total caza de brujas, que no hará más que mantener las empresas fuera de Nueva York”, añadió el magnate en su publicación, escrita completamente en mayúsculas.

Según indica The New York Times, a los asesores legales del magnate les preocupaba que cualquier testimonio adicional “hiciera más mal que bien”, dado que creen que el juez está parcializado en contra del expresidente.

Trump ya testificó. Realmente no hay nada más que decirle a un juez que ha impuesto una orden de silencio inconstitucional y hasta ahora parece haber ignorado el testimonio del presidente Trump y el de todos los demás involucrados en las complejas transacciones financieras en cuestión en el caso”, dijo ayer el abogado de Trump, Christopher Kise.

Durante el juicio, Trump ha cargado en varias ocasiones contra el juez, Arthur Engoron, y la fiscal general de Nueva York, Letitia James, a pesar de que pesa sobre él una ‘orden mordaza’ que le impide realizar comentarios escritos sobre los empleados del juzgado.

El siguiente en la lista de testigos de la defensa es Eli Bartov, profesor de contabilidad de la Universidad de Nueva York.

El juicio civil en Nueva York contra el republicano y dos de sus hijos, además de otros dos ejecutivos de la Organización Trump, por presuntamente inflar el valor de los activos durante años para obtener condiciones favorables con bancos y aseguradoras, comenzó el 2 de octubre y está previsto que se resuelva en enero (el 11 de enero se esperan los alegatos finales).

Trump enfrenta varios desafíos legales

La Fiscalía ya obtuvo una primera victoria antes de comenzar el proceso, cuando Engoron dictaminó de manera sumaria que Trump y los otros acusados eran responsables de fraude continuado en la Organización Trump y emitió una orden de cancelación de sus licencias de negocio, que estos han intentado frenar alegando que no es lo bastante clara.

James solicita ahora una penalización de 250 millones de dólares y que se le prohíba hacer más negocios en Nueva York.

El caso en Nueva York es solo uno de los múltiples desafíos legales del exmandatario, que sigue siendo el favorito de las encuestas para hacerse con la nominación de los republicanos para las elecciones de 2024, en las que espera competir contra el actual presidente, Joe Biden.

Trump está también acusado de tratar de revertir los resultados de los comicios de 2020 (en los que perdió contra Biden) en dos casos penales, uno en Washington D.C. y otro en el estado de Georgia; de llevarse documentos clasificados de la Casa Blanca a su mansión de Mar-a-Lago, en Florida; y de falsificar documentos mercantiles por los pagos a la actriz porno Stormy Daniels para ocultar una relación amorosa que tuvieron en el pasado. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here