El pasado lunes 8 de enero, SpaceX, la reconocida empresa espacial dirigida por Elon Musk, alcanzó un importante hito al enviar exitosamente el primer mensaje de texto utilizando la innovadora conexión de sus satélites Starlink desde la órbita terrestre baja.

Este logro se produjo como resultado de una reciente prueba en la que SpaceX utilizó uno de sus nuevos satélites con capacidades directas al celular, empleando la red de T-Mobile para transmitir el mensaje de texto.

La iniciativa se llevó a cabo apenas días después de que la compañía lanzara seis satélites Starlink con tecnología de conexión directa a célula a bordo de un cohete Falcon 9, como parte de un despliegue más amplio de 21 satélites destinados a la órbita terrestre baja.

El propósito central de esta innovación es ampliar la conectividad más allá de los límites tradicionales de las torres celulares, abriendo nuevas posibilidades para la comunicación en áreas geográficas remotas o con una infraestructura de red limitada.

Para superar los desafíos inherentes a la conexión de teléfonos celulares con satélites, SpaceX ha implementado tecnología de vanguardia en sus satélites Starlink. Estos dispositivos están equipados con silicio de última generación, antenas de matriz en fase y algoritmos de software avanzados, lo que les permite ofrecer servicios estándar LTE a teléfonos celulares en tierra.

SpaceX y Starlink ampliarían su cobertura con licencia de la FCC

En diciembre pasado, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) otorgó a SpaceX una licencia temporal para probar la tecnología de llamadas directas al celular entre los satélites Starlink y los teléfonos móviles convencionales. Esta licencia, con una duración de seis meses, involucra la utilización de 2,000 dispositivos de prueba y 840 satélites para evaluar la eficacia y viabilidad de esta nueva forma de comunicación satelital.

Si bien la prueba actual se centró en mensajes de texto, se espera que los servicios se expandan para incluir cobertura de voz y datos, posiblemente para el año 2025. No obstante, SpaceX aún debe obtener una licencia definitiva antes de ofrecer conectividad satelital directa a sus clientes.

Este avance tecnológico marca un paso significativo hacia la creación de un sistema de comunicación global, donde la dependencia de las torres celulares terrestres podría ser cosa del pasado. Aunque SpaceX lidera este esfuerzo, otras compañías, como AST SpaceMobile y Lynk Global, también están explorando soluciones similares para expandir el alcance de la conectividad celular. 

La FCC continúa trabajando en la creación de un marco legal que facilite la prestación de servicios satelitales directos a teléfonos celulares, anticipando un futuro donde la comunicación global esté más allá de las limitaciones tradicionales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here