Biden, furioso, respondió el jueves por la noche en un discurso en la Casa Blanca. “Mi memoria es buena”, afirmó, muy molesto de que el informe mencione que olvidó el día del fallecimiento de su hijo Beau.

La Casa Blanca y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, calificaron de “inapropiados” los comentarios sobre la memoria de Joe Biden incluidos en un informe del fiscal especial Robert Hur.

La forma en que se caracterizó el comportamiento del presidente en ese informe no podría ser más errónea en cuanto a los hechos y (estaba) claramente motivada políticamente”, declaró Harris a periodistas.

El informe absolvió a Biden de haber gestionado mal documentos clasificados, pero, según Harris, quien ejerció en el pasado de fiscal, los comentarios sobre la memoria de Biden son “gratuitos, inexactos e inapropiados”.

Con estas palabras Harris eleva el tono. El propio Biden y la Casa Blanca ya habían criticado duramente el informe, pero no habían arremetido directamente contra el propio fiscal especial.

Cuando la conclusión inevitable es que los hechos y las pruebas no respaldan ninguna acusación, uno se pregunta por qué este informe dedica tiempo a hacer críticas gratuitas e inapropiadas al presidente”, afirmó el portavoz de la Casa Blanca Ian Sams en rueda de prensa. 

Hur fue designado por el expresidente republicano Donald Trump como fiscal federal para el distrito de Maryland en 2017 antes de ser nombrado por el secretario de Justicia de Biden, Merrick Garland, como fiscal especial para el caso de los documentos.

Biden, furioso, respondió el jueves por la noche en un discurso en la Casa Blanca.

“Mi memoria es buena”, afirmó, muy molesto de que el informe mencione que olvidó el día del fallecimiento de su hijo Beau. “¿Cómo diablos se atreve?”, protestó.

Errores de Biden

Los comentarios hechos por el fiscal se dan la misma semana en que Joe Biden ha cometido una serie de errores al confundir a varios personajes de la política internacional.

Primero, a inicios de esta semana, Joe Biden hablaba en conferencia de la cumbre del G7 de 2021 y confundió al presidente francés Emmanuel Macron con el fallecido Francois Mitterrand, que estuvo en el poder de 1981 a 1995 y murió en 1996.

Posteriormente, el miércoles por la noche Joe Biden se refirió a unaconversación que tuvo con Angela Merkel en 2021 como si hubiera tenido lugar con el canciller alemán Helmut Kohl, fallecido en 2017.

Finalmente, el día de ayer el presidente de Estados Unidos confundió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador con el presidente de Egipto.

Esta serie de errores han desencadenado una serie de críticas por parte de los republicanos, quienes aseguran que la salud mental de Joe Biden está comprometida y podría resultar un peligro para su país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here