El Ejército de Israel tomó este martes el control del lado gazatí del cruce de Rafah con tanques. Las fueras israelíes han logrado destruir túneles e instalaciones militares pertenecientes a Hamás.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) alertó que una media de unos 200 palestinos abandonan la ciudad de Rafah cada hora, especialmente ahora que las fuerzas de Israel han tomado el lado palestino del paso de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, que conecta el enclave palestino con Egipto y sirve como uno de los principales puntos de entrada de ayuda humanitaria en la zona.

El comisionado general de la agencia, Philippe Lazzarini, recalcó la importancia de lograr un acuerdo entre las partes para alcanzar un alto el fuego en la zona y alertó sobre la “ansiedad” que suponen los últimos avances del Ejército de Israel en la zona, que obligan a la población a seguir desplazándose ante el aumento de la violencia.

Así, especificó que la mayoría de los palestinos que están abandonando la zona se dirigen hacia la ciudad de Jan Yunis -golpeada fuertemente en el pasado por las fuerzas israelíes en el marco de su ofensiva- y otras zonas del centro de la Franja de Gaza. No obstante, desde la UNRWA no han podido confirmar el número total de desplazados en este momento.

Lazzarini aseguró en un mensaje difundido publicado en su cuenta en la red social X.

La ausencia de un alto el fuego implica más pérdida, dolor y luto, y lleva a la población lejos de la paz que tanto necesitan.

Por su parte, la agencia lamentó que “no están recibiendo ayuda de ningún tipo” y estimó que cerca de 1.5 millones de desplazados palestinos viven actualmente en Rafah. “Se han producido bombardeos continuos en la zona a lo largo del último día”, informó la UNRWA, que habla de una situación “desastrosa”.

“Nadie está seguro en Gaza”, subrayó la UNRWA antes de señalar que sus instalaciones han sido golpeadas en 368 ocasiones desde que comenzó la guerra.

Las vidas civiles deben ser protegidas en todo momento. Los trabajadores humanitarios no son un objetivo.

El Ejército israelí, por su parte, instó a los residentes de la parte oriente de la ciudad a abandonar el área a medida que aumenta el miedo a una operación militar terrestre completa. Las fueras israelíes revelaron en que han logrado destruir túneles e instalaciones militares pertenecientes a Hamás.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here