Corea del Sur ha estado libre de problemas de chinches desde la década de 1970; se han detectado casos en Incheon, Seúl y Daegu.

¿El dominio total del mundo? Aunque ya pasaron por México y Francia, ahora las autoridades de Corea del Sur han estado detectando y exterminando desesperadamente chinches durante las últimas dos semanas, mientras se avecina una importante desinfección del transporte y las instalaciones públicas. El miedo entre los ciudadanos surcoreanos está comenzando a extenderse después de que se presentaran más de 30 informes confirmados o sospechosos de chinches en todo el país

El primer informe de chinches se produjo en octubre en un baño público de Incheon —en la periferia de Seúl—, lo que provocó el cierre del negocio. No mucho después, una universidad en Daegu —al sur de la ciudad capital de Seúl—, informó que un estudiante fue picado por chinches en su dormitorio. Desde entonces, los relatos de testigos presenciales sobre chinches, particularmente en relación con instalaciones y alojamientos públicos, se han ido acumulando mientras el gobierno todavía está tratando de descubrir cómo resolver el problema.

El Gobierno Metropolitano de Seúl planteó medidas para evitar la propagación de las chinches limpiando con vapor y esterilizando autobuses, metros y taxis y examinando las zonas de viviendas, alojamientos y baños más pobres donde históricamente es probable que se propaguen las chinches.

“Basándose en la experiencia de gestión de la desinfección durante la pandemia, el gobierno está haciendo todo lo posible para proporcionar transporte seguro a los ciudadanos”, dijo a Yoon Jong-jang, responsable del transporte de la ciudad de Seúl, a la cadena ABC de Estados Unidos.

Básicamente, Corea del Sur ha estado libre de problemas de chinches desde la década de 1970, cuando el gobierno implementó insecticidas en todo el país, lo que resultó en sólo nueve casos de chinches reportados en la última década, según la Agencia del Ministerio de Control y Prevención de Enfermedades.

“El miedo entre la gente es grande porque las chinches todavía les parecen extrañas a los coreanos. No mucha gente sabe exactamente cómo es una chinche”, dijo el especialista en desinfección Park Jun Sang, de la Asociación Coreana de Control de Plagas. “Hay varios casos en los que un equipo de desinfección llega para erradicar las chinches pero resulta que el daño se debe a un tipo diferente de insectos”.

Mientras el gobierno está llevando a cabo una investigación para implementar un tipo diferente de pesticida para combatir las chinches, la Corporación de Aeropuertos de Corea anunció un plan para examinar todos los aeropuertos del país para encontrar signos de chinches el miércoles en un esfuerzo por detener cualquier entrada de la criatura desde el extranjero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here