La joven recibió dos impactos de bala en la cabeza, por lo que murió inmediatamente en el lugar.

Familiares y amigos de Katia Rubí López Benítez, una joven de 23 años, exigen justicia luego de que fue asesinada a balazos el pasado viernes en un hotel del municipio de Atoyac de Álvarez, en el estado de Guerrero.

Katia estudiaba la carrera de Odontología en la Universidad Autónoma de Guerrero, institución que expresó sus condolencias y lamentó la noticia, recordando que la joven era “una estudiante amable, comprometida y talentosa”, puntualizando que su “falta será profundamente notada en nuestra comunidad académica”

De acuerdo con medios locales, el asesinato de la joven ocurrió la madrugada del viernes cuando Katia ingresó al hotel Zeus, ubicado en la colonia Las Palmeras acompañada de un hombre. El personal les entregó las llaves de la habitación seis y alrededor de las 2:40 horas se escucharon detonaciones de arma de fuego.

Testigos aseguran que el hombre salió corriendo de la habitación, abordó una motocicleta y se dio a la fuga, mientras que la joven falleció en el lugar con dos impactos de bala en la cabeza.

La familia de la estudiante salió a las calles para exigir que dieran con el paradero del feminicida.

Cifras oficiales revelaron que desde que el huracán Otis tocó tierra, hasta que se declaró el fin de la emergencia, se registraron 35 homicidios dolosos.

De acuerdo con el Informe de Seguridad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), los asesinatos no cesaron y el 2 de noviembre, Día de Muertos, registró siete casos, siendo el día más violento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here