Apophis pasará a menos de 32 mil kilómetros de la superficie de nuestro planeta, 10 veces más cerca de lo que se encuentra la Luna.

Un asteroide del tamaño del Empire State Building pasará increíblemente cerca de la Tierra, a una distancia 10 veces menor de lo que se encuentra la Luna, advirtió la NASA.

La roca, que fue bautizada como Apophis, el nombre de la serpiente demoníaca que personificaba el mal y el caos en la mitología del antiguo Egipto, tiene un diámetro de 340 metros y se acercará a menos de 32 mil kilómetros.

Por esta razón, cuando se descubrió inicialmente se pensó que representaba una amenaza seria de impacto para la Tierra, con predicciones incluso de una posible colisión en 2029.

Este cuerpo celeste rocoso estará diez veces más cerca a la Tierra de lo que se encuentra la Luna actualmente. Asimismo, estará más cerca que los satélites que orbitan en el anillo geoestacionario, advierte la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés).

Debido a esto, cuando fue descubierto por primera vez en 2004, los astrónomos lo identificaron como uno de los asteroides más peligrosos que podrían impactar la Tierra. Sin embargo, tras un análisis determinaron su ruta y concluyeron que solamente pasará increíblemente cerca de nuestro planeta.

No obstante, aunque no nos afectará a nosotros, a esta distancia, la gravedad de la Tierra sí tendrá un impacto notable sobre la roca espacial, alterando su trayectoria mientras pasa y amplificando la incertidumbre en su órbita y en posibles impactos futuros, según señala la ESA.

Sin embargo, aún falta tiempo para que llegue este momento, ya que los científicos de la NASA y de la ESA anticipan que pasará frente a nuestro planeta hasta el viernes 13 de abril de 2029.

Apophis pasará a menos de 32 mil kilómetros de la superficie de nuestro planeta. Por lo tanto, será visible para los observadores terrestres en el hemisferio oriental sin la ayuda de un telescopio o binoculares. Esta será la aproximación más cercana a la Tierra de un asteroide de este tamaño que se haya conocido.

Una vez que esto suceda, aunque es posible que cambie su ruta, los expertos también descartan cualquier riesgo de impacto durante al menos los próximos 100 años.

Apophis fue descubierto el 19 de junio de 2004 por los astrónomos Roy Tucker, David Tholen y Fabrizio Bernardi en el Observatorio Nacional Kitt Peak en Tucson, Arizona. 

Su órbita cruza la de la Tierra. Completa una vuelta alrededor del Sol en poco menos de un año terrestre. Tras pasar frente a nosotros en 2029, su órbita se ampliará hasta volverse ligeramente más grande que la de nuestro planeta.

Observaciones sugieren que tiene una apariencia “bilobulada” o parecida a un maní, una forma relativamente común entre los asteroides cercanos a la Tierra.

Actualmente, la NASA está redirigiendo una nave espacial (OSIRIS-REx) para estudiarlo.

De acuerdo con los científicos, se originó en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter hace unos 4.600 millones de años. A lo largo de millones de años, su órbita cambió principalmente por la influencia gravitacional de grandes planetas como Júpiter, de modo que ahora orbita alrededor del Sol más cerca de la Tierra.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here