El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que dos empresas ‘tiene posibilidad’ y los recursos suficientes para dar este servicio a pasajeros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que ya firmó el decreto para que las vías de los ferrocarriles de México que se utilizan actualmente para carga, puedan usarse también para transportar pasajeros.

“Ya firmé el decreto para que 18 mil kilómetros de vías férreas se utilicen para trenes de pasajeros”, declaró este miércoles durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

El mandatario señaló que se dará preferencia a los actuales concesionarios para que presenten un proyecto para prestar el servicio. Para ello, los interesados deberán enviar sus propuestas antes del 15 de enero de 2024.

De acuerdo con AMLO, por lo menos dos empresas “tiene posibilidad” y los recursos suficientes para “invertir”, con el fin de dar el servicio.

“Todavía no hay respuesta pero ya se les envió incluso un escrito. Yo espero que haya una buena actitud y de lo contrario queda como posibilidad para el Estado”, recalcó.

En las vías donde los concesionarios no envíen propuestas en el tiempo señalado o no manifiesten su interés para otorgar el servicio, “el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT) podrá otorgar títulos de asignación a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) o a la Secretaría de Marina”, señala el decreto.

Estas nuevas concesiones también podrán ser otorgadas a particulares que presenten propuestas y estén interesados en prestar el transporte ferroviario de pasajeros en términos de lo dispuesto.

López Obrador reiteró que con esto se busca impulsar el regreso de los trenes de pasajeros en el país. El proyecto contempla vías en Coatzacoalcos, Veracruz, la Ciudad de México, Querétaro, Irapuato, Guadalajara, Manzanillo, Mexicali y Nogales, entre otros.

AMLO había anunciado que firmaría el decreto desde inicios de noviembre, argumentando que no se trata de “expropiación”, ya que aseguró que está respaldado por la Constitución.

De acuerdo con el texto,  se invitará a los actuales concesionarios a participar en la licitación y se les dará prioridad debido a que ya cuentan con la concesión se las vías. Sin embargo, si estas empresas no aceptan, será el Estado quien ofrezca este servicio.

Los actuales concesionarios estarán “obligado a otorgar los derechos de paso o derechos de arrastre a las empresas” que la SICT otorgue concesiones, estipula el decreto.

En el documento se indica que “las primeras siete rutas que se concesionarán” son: México-Veracruz-Coatzacoalcos, Interurbano AIFA-Pachuca, México-Querétaro-León-Aguascalientes, Manzanillo-Colima-Guadalajara-Irapuato, México-San Luis Potosí-Monterrey-Nuevo Laredo, México-Querétaro-Guadalajara-Tepic-Mazatlán-Nogales y Aguascalientes-Chihuahua-Ciudad Juárez, “y deberán considerar preferentemente las estaciones que operaban antes de 1995”.

El precio del pasaje de los trenes será menor al de los autobuses y según el presidente, será “menos contaminante”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here