El magnate Elon Musk, propietario de la red social X, visitó este lunes junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un kibutz atacado por Hamás en el sur de Israel.

El magnate Elon Musk, propietario de la red social X, visitó el lunes junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un kibutz atacado por Hamás en el sur de Israel. Los kibutz son asentamientos comunales en Israel donde la gente comparte recursos y reparte ganancias. 

Esta visita fue seguida por una breve conversación en la red social X, antes conocida como Twitter.

Durante la visita a Kfar Aza, uno de los kibutz atacados, Netanyahu expresó en la red social la necesidad de “desmilitarizar Gaza tras la destrucción de Hamás” y abogó por una campaña para “desradicalizar” el territorio palestino.

El ataque de Hamás el 7 de octubre fue un incidente sin precedentes, resultando en la muerte de aproximadamente 1,200 personas en Israel, en su mayoría civiles. Como respuesta, Israel lanzó una ofensiva en Gaza que, según el gobierno de Hamás, causó cerca de 15,000 muertes.

Recientemente se implementó una tregua temporal, con planes de extenderla dos días más, según anuncios de Hamás y Catar, que medió en las conversaciones entre el movimiento islamista palestino y el Estado hebreo.

Planes de reconstrucción de Gaza 

Netanyahu también mencionó planes para reconstruir Gaza y expresó su deseo de reanudar las conversaciones para normalizar relaciones con Arabia Saudita, con la intención de “ampliar el círculo de paz más allá de lo imaginable”.

Shlom Karhi, ministro de Comunicaciones, anunció un principio de acuerdo para el uso del satélite Starlin, propiedad de Musk, en Israel y la Franja de Gaza.

A pesar de estas iniciativas, Netanyahu no abordó las acusaciones de antisemitismo que circulan en la red social X. La presidencia israelí anunció una reunión planeada entre Musk y el presidente Isaac Herzog para discutir el combate al antisemitismo en línea, aunque no se proporcionaron detalles públicos del encuentro.

Musk ha enfrentado críticas por la proliferación de discursos de odio en la red social desde que asumió el control de la compañía en octubre de 2022. Antes del conflicto entre Israel y Hamás, el primer ministro israelí se había reunido con Musk en San Francisco, instándole a combatir el antisemitismo en la plataforma.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here