El gobierno de Joe Biden decidió restringir los visados a las personas “involucradas en socavar la paz, la seguridad o la estabilidad de Cisjordania” así como a sus familiares

Estados Unidos anunció este martes que prohibió la entrada al país a los colonos israelíes “radicales” que son responsables de los ataques violentos contra la población palestina en la Cisjordania ocupada.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, detalló en un comunicado que la Administración de Joe Biden decidió restringir los visados a las personas “involucradas en socavar la paz, la seguridad o la estabilidad de Cisjordania” así como a sus familiares.

El jefe de la diplomacia estadounidense citó actos de violencia de los colonos e intentos de restringir el acceso de palestinos de Cisjordania a los servicios básicos esenciales. 

“Hemos subrayado al Gobierno israelí la necesidad de que rindan cuentas los colonos radicales que hayan cometido ataques violentos contra los palestinos en Cisjordania”, dijo Blinken.

El Departamento de Estado no reveló el número ni las identidades de los colonos a los que se prohibió la entrada a territorio estadounidense.

Cisjordania ocupada vive su mayor espiral de violencia desde la Segunda Intifada (2000-05) y este 2023 ya han muerto 467 palestinos, la mayoría milicianos en enfrentamientos armados con tropas israelíes y atacantes, pero también civiles, incluidos más de un centenar de menores.

La situación empeoró a raíz de la guerra de Israel contra Hamás en Gaza que estalló el 7 de octubre, y desde entonces, 259 palestinos de Cisjordania (incluidos más de 65 menores) han muerto en eventos violentos, nueve de ellos por ataques de colonos, incluido un niño.

El pasado 25 de octubre, Biden se dijo “alarmado” por los ataques de colonos contra palestinos y exigió que pararan sus agresiones de inmediato. 

“Están atacando a los palestinos en lugares en los que tienen derecho a estar. Tienen que parar, rendir cuentas y parar ya”, afirmó en una rueda de prensa.

En el comunicado de este martes, Blinken pidió que rindan cuentas los responsables de “todos los actos de violencia contra civiles en Cisjordania, independientemente del autor o la víctima”.

También se pronunció sobre la situación en Gaza y subrayó que Estados Unidos ha “dejado claro” a Israel que debe tomar medidas para proteger a la población civil del enclave palestino.

Al mismo tiempo, agregó Blinken, Washington quiere que la Autoridad Nacional Palestina “haga más para frenar los ataques de palestinos contra israelíes”.

Por otra parte, efectivos de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) llegaron hoy a la zona centro de la ciudad de Jan Yunis, situada en el sur de la Franja de Gaza y considerada por las autoridades israelíes como un bastión del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), fruto de nuevos avances en la ofensiva terrestre que se extienden a las áreas donde hay ya cientos de miles de personas desplazadas por el conflicto.

El jefe del Comando Sur de las FDI, Yaron Finkelman, afirmó que las tropas israelíes están ya inmersas en los combates “más intensos” desde el inicio de la ofensiva terrestre hace más de un mes. En los últimos días, tras la ruptura de la tregua el pasado viernes, los combates se han dirigido hacia la parte sur del enclave palestino.

“Estamos en el corazón de Yabalia, en el corazón de Shejaiya y, desde esta tarde, en el corazón de Jan Yunis”, aseguró en un comunicado Finkelman, que confirmó ataques tanto desde tierra como desde el aire. “Tenemos previsto seguir atacando para consolidar los logros”, advirtió, según el diario ‘Times of Israel’.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here