Así como lo leen, un perrito de talla chica fue captado por medio de una cámara de vigilancia, precisamente en el momento en que huía de las garras de un perro de talla grande, cuando al doblar en una esquina decide pararse, ve una escoba como su aliada, cuando tenia al gran perro enfrente, toma la escoba y comienza a defenderse, provocando el miedo del otro perro y su huida.

Podrías cuestionar sus métodos, pero no sus resultados. Definitivo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here