El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que tras los hechos de violencia se desplegaron 600 militares y miembros de la Guardia Nacional para proteger a los pobladores de Texcatitlán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el enfrentamiento entre pobladores de Texcapilla, municipio de Texcaltitlán, e integrantes de La Familia Michoacana, en el que fallecieron 14 personas.

“Muy lamentable, sí fue un enfrentamiento entre pobladores y al parecer una banda de la delincuencia por extorsión”, declaró este lunes durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

El mandatario detalló que de las 14 personas que perdieron la vida, 10 pertenecían a la supuesta banda, mientras que 4 eran campesinos de la comunidad.

El mandatario dijo que tras los hechos, se instauró un operativo de seguridad con 600 elementos de la Secretaría de la Defensa (Sedena) y de la Guardia Nacional para proteger a los pobladores de la zona.

Esto, después el enfrentamiento ocurrido en Texcaltitlán, en el que cuatro vecinos de la localidad perdieron la vida, así como 10 personas que estaban presuntamente vinculadas a actividades criminales y supuestos integrantes del grupo criminal La Familia Michoacana, además de varios lesionados.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el enfrentamiento surgió luego de que los pobladores denunciaran que fueron extorsionados por sujetos que se ostentaban como miembros de La Familia Michoacana, quienes les exigían pagos por cada metro cuadrado de siembra.

Ante esta situación, los habitantes se organizaron para confrontar a los criminales, lo que derivó en el enfrentamiento.

Según un informe presentado el sábado por autoridades locales, entre los 14 muertos se encontraba el ‘Comandante Payaso’, líder de la Familia Michoacana en la zona, y un par de sicarios “de alto o mediano nivel”.

Además, la gobernadora estatal, Delfina Gómez, prometió que no habrá impunidad en el caso e informó que solicitará al Gobierno federal la “presencia permanente de las fuerzas federales en la región”, para cuidar y proteger a los pobladores.

La Familia Michoacana es uno de los grupos delictivos que operan en el país, los cuales se disputan a sangre y fuego el control de la producción y tráfico de drogas como la marihuana y la metanfetamina, además de que se dedican a actividades como la extorsión a comerciantes, el secuestro y el robo a autotransporte de carga.

Los hechos ocurren luego de que México reportara una caída anual del 7.1% en homicidios en 2022, cuando México tuvo 30.968 asesinatos tras los dos años más violentos de su historia, bajo el mandato de López Obrador, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34.554 en 2020, seguidos de 33.308 en 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here