La moneda está en el aire

Por Sergio Mejía Cano

Con la sentada a orinar que le hicieron dar al gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, por lo que abandonó, quizás por el momento, sus aspiraciones para ser candidato a la Presidencia de la República por el Partido Movimiento Ciudadano (MC), hasta el momento se perciben dos precandidatas a presidir el Poder Ejecutivo, por lo menos hasta el próximo 20 de enero de 2024, fecha en que posiblemente MC postule a otro candidato o candidata.

Sin embargo, la lucha más fuerte ya desde hace tiempo se ha estado dando entre dos mujeres: Xóchitl Gálvez Ruiz por la coalición PAN, PRI y lo que queda del PRD, ahora bajo el membrete de “Fuerza y Corazón por México”, y Claudia Sheinbaum Pardo por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Así que tal vez debido al tiempo transcurrido que ya llevan en precampaña, al candidato o candidato, quien sea, le sea muy difícil alcanzarlas por lo menos en las encuestas; aunque según analistas, a quien postule MC a quien sí podría alcanzar y hasta rebasar sería a la señora Xóchitl Gálvez. Pero como sea, la moneda ya está en el aire y todo será cuestión de esperar a ver qué sale y quién es o será. 

Analistas políticos, comentaristas y gente versada en cómo masca la iguana en preferencias electorales, predicen que gran parte del electorado está ávida de probar y comprobar qué se siente tener una mujer que esté al frente de la Nación Mexicana como presidente. Y tal vez sea curiosidad simplemente, porque es muy probable que los mexicanos ya hayamos estado bajo el dominio femenino soterradamente, por aquello de que, en un matrimonio o pareja, la mujer viene a ser quien tiene la última palabra, ya que no es muy descabellado pensar que, en muchas de situaciones políticas en el país, el presidente en turno después de sopesar probabilidades con su gabinete, a la mejor al último con quien consulta más a fondo sea su esposa o pareja sentimental.

Pero lo interesante vendrá en caso de que se confirmen las candidaturas de la señora Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum, cuando tengan que debatir, ya que se ha documentado que los candidatos a la Presidencia de la República tendrán que participar en tres debates públicos y a la mejor ahí será en donde se torcerá feamente la posible candidata Xóchitl Gálvez, debido al bajo léxico que ha demostrado tener, pues si no está leyendo no es capaz de hilar frases congruentes y contextuadas. He ahí la vez que se descompuso el telepronter por lo que perdió el discurso y, además, en cada conferencia en donde ha estado, siempre está leyendo y, según algunos conocedores, señalan que alguien más le escribe lo que tiene que decir debido a la poca preparación lingüística que tiene la señora Gálvez Ruiz.

No así la señora Sheinbaum Pardo que, si bien no cuenta con mucho carisma que digamos y aunque se diga que como perico repite a cada rato lo que ha dicho y dice el presidente López Obrador, claramente se ve que sí tiene capacidad de improvisación, demostrando también que sí tiene buena preparación para salir del paso cuando se trata de improvisar y responder cualquier tipo de pregunta, por lo que esto se podría considerar una ventaja en contra de doña Xóchitl, quien si no está leyendo solamente le viene una risa como de nervios y sin saber que responder.

Así que ojalá y en dichos tres debates públicos que tendrán que sostener los candidatos a dirigir al país no tengan acceso a lecturas de ninguna forma ni anotaciones de ningún tipo ni que les pasen tarjetas referentes a determinadas preguntas o cuestionamientos sobre programas de gobierno, etcétera, sino que todo salga de su mente en el momento preciso. De ser así, lo más probable es que la señora Gálvez Ruiz truene feamente al no poder responder determinadas preguntas por no tener la respuesta escrita a la mano.

Aunque también se debe de tener en cuenta a otros posibles candidatos o candidatas, pues hay que tener en cuenta que se llegue a registrar algún candidato independiente que, si bien se dice que ya no es tiempo para esto, tal vez el 20 de enero de 2024 si lo permita, pues no hay que dejar de lado al “ungido” Eduardo Verástegui Córdoba, quien se dice, anda todavía muy apurado tratando de conseguir el millón de firmas para poder conseguir su candidatura independiente, algo que debido al poco tiempo que falta, tal vez no lo logre a menos que baje una corte celestial de ángeles que le ofrezcan las firmas faltantes, aunque sean seres etéreos e imaginativos, pero firmas al fin y al cabo. 

Sea pues. Vale.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here