El sujeto apodado ‘Trascendencia Total’ vivía en una cueva convertida en casa y laboratorio, practicando alquimia

En Murcia, sur de España, policías detuvieron a un sujeto apodado Trascendencia Total —líder de la comunidad espiritual autodenominada La Fundación— que suministraba mercurio purificado y otras sustancias psicotrópicas a sus seguidores para manipular sus voluntades con fines económicos y de poder.

Dicha secta se estableció hace 15 años en una extensa finca de unos 100 mil metros cuadrados, en la que construyeron albergues, almacenes, templos, búnkeres y laboratorios clandestinos.

En los laboratorios guardaban 200 kilos de mercurio con el que creaban elixires energizantes, hasta que una pista anónima alertó a la policía.

El sujeto apodado Transcendencia Total daba a sus seguidores este mercurio purificado y otras sustancias psicotrópicas peligrosas para la salud.

El supuesto sanador vivía gran parte del año encerrado en una cueva convertida en casa y laboratorio, practicando la alquimia. Solía mantener voto de silencio y se rodeaba de varias mujeres que le asistían y se entregaban a sus decisiones. 

A ellas se les denominaba “las renunciantes” porque la mayoría había abandonado toda relación con familiares y amigos. 

Lo mismo hicieron sus más fanáticos adeptos, quienes trabajaban sin descanso para organizar retiros y otras actividades, como la elaboración de elixires, con las que se financiaba la secta. 

Muchos comenzaron a presentar problemas de salud por la neurotoxicidad del mercurio.

Tras su detención, el líder permanece en prisión, en espera de juicio acusado de delitos contra la salud pública, contra los derechos de los trabajadores y el medio ambiente, ya que los residuos altamente contaminantes eran enterrados en una fosa séptica.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here