Ninguno de los 10 autos más vendidos en México en este año puede considerarse un vehículo seguro para los consumidores, pues no atienden las recomendaciones más básicas establecidas por organismos y asociaciones internacionales, según revela un análisis del Poder del Consumidor.

Por: Agencias 

Ciudad de Mèxico; mièrcoles, 29 de noviembre del 2023.- De acuerdo con un estudio, en el que se incluyeron 169 modelos 2023-2024, que en su totalidad representan el 88.3 por ciento de las ventas en los primeros nueve meses del año, al menos tres modelos —Nissan NP 300, Nissan March y Kia Río Sedán— fueron clasificados como los carros con mayor incumplimiento de las especificaciones de seguridad consideradas por la Organización de Naciones Unidas (ONU). La prueba de desempeño que se le realizó al Kia Río Sedán fue bajo un protocolo anterior de mucha menor exigencia y de acuerdo con el Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) de volver a realizarse, bajo el protocolo vigente en 2023, el resultado muy probablemente sería más bajo o igual que el actual, en el mejor de los casos.

El análisis muestra que a pesar de que los fabricantes del March y Mazda han aumentado el equipamiento de dichos autos, no los sometieron a una nueva evaluación de Latin NCAP para comprobar el correcto desempeño de los equipamientos añadidos.

Destaca que el Kia Río Sedán y Nissan NP 300 no cuentan con el control electrónico de estabilidad (ESC), tecnología que reduce hasta en 80 por ciento la probabilidad de choque por derrape y volcaduras.

El estudio destaca que la lista de los 10 vehículos más vendidos, pero con menor calificación en seguridad observa que en los primeros nueve meses del año se vendieron 289 mil 219 unidades, dato que representa el 29.6 por ciento del total de vehículos ligeros comercializados en el lapso de referencia.

Renault Kwid, Mazda 2, Mazda 3, Chevrolet GM Aveo, Nissan Sentra, MG Motor MG5 y Nissan Versa, son los otros siete autos que cumplen con algunas de las principales recomendaciones de seguridad, pero no por ello fueron considerados como seguros para los usuarios.

Carolina Pérez, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), comentó que en México se mueren aproximadamente 16 mil personas al año debido a accidentes de tránsito y se estima que 2.8 de cada 10 muertes de tránsito se podrían evitar en México si todos los vehículos contaran con las ocho tecnologías básicas de seguridad vehicular que recomienda la ONU.

Ante ello, dijo, es indispensable que los vehículos que se venden en el país cuenten con protección a peatones y sistemas avanzados de asistencia al conductor como el frenado autónomo de emergencia (AEB).

Alma Cruz, de Mundo Unido Libre de Lesiones de Infantiles (Munli), comentó en conferencia que las lesiones causadas por el tránsito son una de las principales causas de muerte y discapacidad en niños y niñas en México.

“Para lograr disminuir las cifras es importante promover que todos los niños y niñas, desde recién nacidos y hasta que miden en promedio 150 centímetros, viajen en un sistema de retención infantil y que viajen en vehículos más seguros”, dijo.

Alejandro Furas, secretario general de Latin NCAP, comentó que si bien muchos vehículos dicen tener los sistemas de seguridad, en muchas ocasiones estos no funcionan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here