Fue una carrera contra reloj. Vecinos de una familia en China rescataron a un niño cuya cabeza quedó atorada en la protección de una ventana, y permaneció colgado desde un quinto piso.

Al parecer los padres no se habían dado cuenta, fue uno de sus vecinos quienes alertaron a los padres, se desconoce el tiempo que permaneció el bebé ahí, sin embargo, lo único que se sabe es que lograron salvarlo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here