La NASA dió a conocer que  las prodigiosas sondas Voyager 1 y Voyager 2 objetos creados por humanos más distantes a la Tierra, las cuales fueron lanzadas en el año de 1977 lo más lejos está de la Tierra.

Desde hace días la sonda Voyager 1 ha empezado a mandar un patrón repetitivo de unos y ceros a la Tierra, como si estuviera “atascada”. La nave ejecuta sin problemas las instrucciones que recibe de los controladores de misión de la NASA, pero los datos científicos y de ingeniería que envía de vuelta han dejado de ser útiles.

La NASA tiene localizado el problema en una de las tres computadoras a bordo de la Voyager 1, el sistema de datos de vuelo (FDS). Según los controladores de la misión, el FDS no se está comunicando correctamente con uno de los subsistemas de la sonda, la unidad de telecomunicaciones (TMU).

El FDS está diseñado para recopilar en un mismo paquete de datos las lecturas de los instrumentos científicos y del estado de salud de la Voyager. La TMU se encarga de enviar estos datos a tierra con una señal en código binario. Hace poco, la TMU empezó a transmitir un patrón repetitivo de unos y ceros.

La NASA admite que tardará semanas en diseñar un nuevo plan de acción. La distancia de la sonda y la longevidad de la misión dificultan mucho las cosas

La Voyager 1 se encuentra en el espacio interestelar, a más de 24.000 millones de kilómetros de la Tierra. Transcurren 45 horas desde que la agencia espacial envía un comando a la sonda hasta que recibe una respuesta. A esto hay que sumar las dificultades que entraña consultar documentación escrita hace décadas por ingenieros que no anticiparon los problemas que surgirían 50 años después.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here